Diapositiva1Estaríamos todos locos si les compráramos cigarros a nuestros chavos, los ayudáramos a inyectarse cocaína a los 13 años porque “todos mis amigos usan” y en general nos pareciera “no big deal” que estuvieran enganchados a cualquier cosa ¿verdad?

Pues les tengo una noticia…

¿Han oído hablar de los Vapes? ¿Los Juul? ¿El narguile/shisha/hookah?

¿Saben qué es vapear?

¿No?

¡Bienvenidos al mundo de los cigarros electrónicos, los vaporizadores y la mentira más grande de todos los tiempos en cuestión de adicciones!

No los quiero asustar, pero resulta ser que los chavos a partir de los 13 años no solo saben qué es sino que están empezando a usarlos.

A ver….

Es cierto que el cigarro electrónico puede ser un objeto útil —temporal— de transición para dejar de fumar y que —en ese caso— es mejor que un cigarro normal porque elimina el factor “combustión”. Antes de que se me echen encima ¡Sí! Mucha gente ha dejado de fumar gracias a ellos… pero también muchos se quedan enganchados y simplemente cambiaron de objeto del deseo o incluso, fuman las dos cosas dependiendo el momento y el lugar, y solo duplicaron su adicción. Sin embargo, lo que un adulto haga con su vida no es mi problema, cada quién es libre de tomar todas las malas decisiones que mejor le parezcan.

Lo que me ocupa, como siempre, son nuestros hijos, nuestra preciosa sociedad, la congruencia y lo ¡mal! informados que estamos para acompañarlos en la vida y la parte esa de que nosotros somos los responsables de ellos y de su salud.

Porque resulta, que los famosos cigarros electrónicos son todo, menos inofensivos.

De acuerdo a un estudio hecho por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EU, el 99% de los cigarros electrónicos vendidos en ese país en 2015 —en tiendas de conveniencia, supermercados y lugares similares— tenían nicotina (aunque en ocasiones no lo dijeran) y no solo eso: “Según la OMS, dependiendo de la marca este vapor puede contener sustancias tóxicas y compuestos cancirnógenos (como acrilaldehído, formaldehído, acetona y otros carbonilos) en menor o igual magnitud que en el humo de cigarro. El vapor también transporta partículas muy pequeñas (ultrafinas) que pueden afectar a la salud, estas partículas son de las mismas magnitudes que el humo de tabaco, pero en menor cantidad. Otras investigaciones han encontrado en el vapor partículas de estaño, plata y níquel, principalmente; así como de hierro, cerio, lantano, bismuto y zinc”.

Aunado a esto, existe una preocupación de los especialistas por el uso de saborizantes considerados seguros en los alimentos, pero de los cuales se desconoce su potencial riesgo a la salud al ser inhalados. contienen un filamento o resistencia que se calienta hasta vaporizar el líquido. Aun cuando no existe combustión, el vapor de un e-cig contiene una combinación de sustancias químicas —algunas incluso presentes en los cigarros convencionales—, entre las que se encuentran nicotina, propilenglicol, glicerina vegetal, polietilenglicol, agua y saborizantes artificiales.

¿En resumen?

¡Son una mierda!

Una mierda relativamente nueva y que no sabemos bien qué daños secundarios puede tener a largo plazo pero que, desde ahora, no pinta bien. Una mierda que, obvio, le están vendiendo a la población más vulnerable: los chavos. El incremento en el consumo de estas cosas en adolescentes en el mundo es ALARMANTE. Para que se den una idea, en Estados Unidos en el 2011 el uso en adolescentes era 1% de niñas y 2% niños, para el 2015: 13% niñas y 19% niños.

No quiero pensar en qué números vamos hoy, pero según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su siglas en inglés) está alcanzando “proporciones de epidemia”. Por lo cual acaba de anunciar, este miércoles, una serie de medidas de refuerzo y prohibición para reducir las ventas y el marketing de cigarros electrónicos a adolescentes en Estados Unidos.

En México, al “estar prohibidos”, no hay regulación ni datos duros —o no encontré— todavía, pero les aseguro que estamos bastante cerca de eso, si no es que más.

Les voy a decir lo que sí sabemos y está científicamente comprobado:

Últimamente me di a la tarea de preguntarle a todos los pubertos que se me atravesaron si sabían qué es un vape, si sus amigos los usan, si ellos han probado, quién se los compra, cómo se consiguen…

¿Se quieren infartar? ¡Todos saben! ¡Muchos han probado! Y a partir de 3º de secundaria son raros los que no tienen “por lo menos uno”. Los venden los mismos chavos en las escuelas, algunos incluso tienen papás o mamás “súper cool” que les traen cargamentos de Estados Unidos para que los puedan vender —o regalar— a sus cuates ¿qué tipazos no? -se quiere desfenestrar-

Déjenme decirles que la venta de estas chingaderitas en México está p-r-o-h-i-b-i-d-a, así que no solo al venderlas están cometiendo un acto ilegal, además le están abriendo la puerta a los chavos a cualquier otra adicción en el futuro.

Evidentemente también, muchos no sabemos que nuestros hijos están vapeando, o que compren y vendan estas monadas. Igual que nosotros fumábamos a escondidas ellos hacen esto y muchas otras cosas más. Pero nuestro trabajo aquí es ¡otra vez! Ponernos la pila. Estar a las vivas. Empezar a leer. Iniciar estas conversaciones con nuestros hijos. Darles información clara y verdadera para que tomen mejores decisiones Y-NO-QUITAR-EL-DEDO-DEL-RENGLÓN

Pero sobre todo dos cosas:

  1. Dar el ejemplo. ¡Dejen de fumar ándenles, libérense!
  2. No permitir.

No podemos aflojar en cosas que son un peligro potencial para la salud de nuestros chavos, papás. No podemos pensar que mejor yo les compro eso para asegurarme que es el “bueno” ¡NO! Tenemos que, ¡al revés! Ir en contra de todo esto y dejar bien claro que son conductas inaceptables para que por lo menos, si van a experimentar, sepan que si sus papás se enteran ¡están en pedos! y chance eso los frene un poco.

No les den dinero para estas cosas. No dejen pasar estas cosas. Empiecen a hablar de estas cosas.

Y hablen ¡ya! porque estos preciosos aparatitos no solo saben delicioso y los enganchan en friega, también pueden servir para ponerles tabaco y otras cosillas. Y no se si sé acuerdan pero…¡están a punto de legalizar la mariguana en México! y ¿dónde creen ustedes que la van a poner nuestros chavos? ¡Sí! en sus cigarritos electrónicos, en sus pipas de vapor y en todas esas monadas.

Esto es un tema de salud gravísimo.

De hábitos.

De adicciones que les pueden echar a perder el cerebro, el cuerpo… la vida porque los adolescentes siguen en desarrollo y las consecuencias son irreversibles.

No sean ingenuos, estas cosas son la antesala a todo lo que no queremos para nuestros hijos y nos urge inculcarles que el principio de meterte cosas en el cuerpo: fumadas, inhaladas, inyectadas, tomadas ¡está mal! Aunque sepan delicioso. Aunque “sean legales”, aunque “todos lo hagan”, “aunque diga que no tiene nicotina” o “con uno no pasa nada”.

¡H-á-b-i-t-o-s!

Necesitamos además ponerlo en la mesa nacional como un tema que existe y está sucediendo porque “prohibirlo” tristemente no resuelve nada ni hace que desaparezca, al contrario. Urge hacer cosas al respecto empezando por campañas de concientización dentro y fuera de las escuelas a niños y papás. Necesitamos conocer el tema y los efectos en combo que puede tener en el futuro con la mota vendiéndose en el súper.

¡Pongámonos la pila ya!

Infórmense. Infórmales.

Hablen, hablen, hablen ¡haaaaaablen con tus hijos de todo esto lo más seguido posible y lo más temprano posible!

No normalicen los peligros.

No hagan como que no sucede.

No se apendejen.

Acuérdense que nuestro trabajo es ser sus papás, no sus amigos.

Si quieren ponerse a leer, hay muchísimo pero por lo pronto, aquí les dejo dos páginas para saber cómo abordar el tema con los chavos que a mí me sirvieron —y asustaron— mucho.

Truth Initiative

Surgeon General

L´amargeitor

 

 

*Este texto fue previamente publicado por el Huffington Post México

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s