Diapositiva1En un mes la de 14 acaba secundaria.

Perdón….¿quééééé?

¿A qué horas pasó eso oigaaaaan?

Les juro que hace 2 semanas yo estaba todavía pegada a ella -y ella a mí- pastoreando cada paso que daba porque su vida corría peligro permanentemente.

Estoy en estado de schock de pensar que mi personita va a entrar a prepa ¿quién le dio permiso carajo?

Pero por más que ese tema me tenga un poco bajoneada/impactada/emocionada, tengo que reconocer que me impacta más el show que esto de las graduaciones representa y lo pésimamente mal puestas que tenemos nuestras prioridades.

Y es que ¡claro que es importante cerrar ciclos y recibir otros! Sí. Totalmente a favor. Pero de ahí a los extremos que estamos manejando hay un abismo de diferencia.

Porque perdón, pero ¿una graduación con toga y birrete por acabar Kinder 3? ¿En seriooo? ¿por qué me imagino que lo de hacer palitos y bolitas con plasti -que oooobvio hicieron ustedes mamis- si estuvo muy cabrón no?
O de 6to de primaria con DJ, salón de bodas, vestidos de gala, los escuincles de traje y la idea, de una mamá, que pretendía que los niños le “tenían” que dar una flor a las niñas, en un gesto de caballerosidad solo por ser niñas y porque acababan 6to de primaria…Ajá, a ver, mi hijo, de 11, que con trabajos me quiere saludar ¡a mi! ¿por qué diablos tendría que irle a dar una flor a cualquier persona en el mundo solo porque otra mamá decidió? Se podrán imaginar mi respuesta ….

Ya para secundaria pues se complica porque como ya les dimos e hicimos de todo, pues tooodo les parece de hueva y entonces las mamás se tienen que parar de manos para hacer una súper producción tipo Hollywood para apantallar a sus criaturas que tanto merecen el festejo por todo su gran esfuerzo – eso de ir a la escuela, que en mis tiempos se llamaba obligación- y hacer algo realmente inolvidable y donde ya la discusión es si vamos o no a ponerles chupe “ay, unas chelas nada más que son ligeras hombre, ya están grandes” y si va a haber un “after” en dónde los chavos nos piden, “por fa que no estemos los adultos porque los cohibimos”, pero que “no pasa nada porque estarán los meseros y claro, los choferes afuera por cualquier cosa”….-no bueno, que pinche tranquilidad, se quiere desfenestrar-

Y luego, la piece de resistance: las graduaciones de prepa. La madre de todas las graduaciones. El evento más esperado del año por todos los tabloides de la socialité para presentarnos a la crema y nata de nuestra prestigiada sociedad.
Sí. Estoy de acuerdo. Acabar prepa sí es el fin de una etapa importante y sería la única que justificaría con más producción.

Pero….¿tanta?

¿Ya se vieron? ¿Ya sumaron lo que se gastan en el vestido de todas sus hijas, en el de ustedes -por cierto, he visto algunas por ahí que pretenden competir con las chavas y francamente, que oso, hay edades para todo por más buenas que estén señoras, no hay necesidad de andar con las chichis de fuera, en serio- los peinados, la maquillada -porque, eso de maquillarse uno ya no es cool y hay que ir como si les cayera un payaso encima- la mesa, los invitados, los boletos, los vestidos y el maquillaje para ir a las otras graduaciones -sí porque ya no son solo los de la escuela, ora hay que llevar sequito y estar en todos- Total eventos muy “personales y emotivos” de 1500 personas en dónde el alcohol corre a borbotones y no hay ningún tipo de control porque “hay la verdad ya son grandes y se lo merecen”

#TodoMal

A ver. Número uno: mi agradecimiento y admiración a las mamás que literalmente dedican su vida a que pasen cosas en las escuelas. Si fuera por mí, sería mucho menos emocionante ser niño y pasar de año.

Número dos. Nunca ¡nada! justifica que los pongamos en situaciones de las cuales deberíamos de estarlos protegiendo, ni empedar con tus hijos mientras sean menores es cool, ni ya son grandes porque tienen 17 o 18 años. No. Son más grandes que antes, sí, pero en muchos casos siguen siendo irresponsables e incapaces de autolimitarse o protegerse, razón por la cual NO puedes soltarlos totalmente y NECESITAS estar todavía MUY a las vivas. No es magia. No se suelta a un chavo así al vacío solo porque terminó prepa ¿En qué están pensando papases? ¿Se acuerdan de cuándo ustedes tenían 18?

Seguimos siendo los encargados de los límites, la contención y la supervisión aunque nos saquen dos cabezas y nos pretendan mandar a diablo.

Estos eventos se vuelven bacanales en donde TODO puede pasar y tristemente muchas veces PASA: madrizas -¿Se acuerdan la famosa esa entre dos escuelas muy nice?- abusos sexuales, abusos de drogas, escuincles hospitalizados con demasiado alcohol en sus venas, accidentes de todo tipo y muchos, demasiados, chavos muertos o con consecuencias para el resto de sus vidas.

Somos ¡nosotros! los que estamos poniendo la mesa para que todo esto suceda. Estamos tan urgidos de presumir, de subir nuestras fotos, de mostrar nuestro orgullo por los hijos y lo buenísimas mamás y papás que somos, que estamos auspiciando y cayendo en todos los excesos y chantajes sin nada de supervisión, ni dos minutos de reflexionar si eso, todo eso que estamos haciendo, es lo que realmente necesitan nuestros chavos. Más show. Más cosas. Más aparentar. Más superficialidad.

¿No será que estamos exagerando un poco?

Me parece que se nos está olvidando que cerrar y celebrar está perfecto pero que no es necesario echar la casa por la ventana. Hay que guardar las proporciones, es solo prepa, o secundaria, o kínder. Nadie “se merece un celular” por haber acabado 6to de primaria ¡ustedes hicieron casi todo mamás!
Ir a la escuela es la única obligación de nuestros muy suertudos chavos y los estamos premiando por hacer lo único que tienen que hacer y que además, en este país ¡es un privilegio!.
Cerrar, agradecer y celebrar lo que viene no tiene porque ser este circo que estamos haciendo. Está mal. Les hace mal
¿Saben por qué?
Porque si empezamos a ponerles el estándar así de alto desde el primer minuto, nada va a ser suficiente nunca, nada los va a llenar, nada los va a emocionar si todo siempre es espectacular.
Estamos celebrándoles desproporcionadamente cosas que no les implicaron un esfuerzo y entonces, no van a saber esforzarse, van a pensar que se merecen todo sin gran trabajo y cuando vean que la vida no es ¡nada! fácil y que conseguir las cosas cuesta un huevo, se van a desplomar. Se están desplomando. Nuestros chavos no están sabiendo manejar la frustración. La derrota. El fracaso o cualquier reto que les implique tantito esfuerzo. Los niveles de depresión están más altos que nunca en jóvenes y yo pienso que esta, es una de las razones: hacerles pensar que la vida es una fiesta extraordinaria solo por existir.

No tengo nada en contra de las fiestas y cada quién es totalmente libre de hacer o no hacer lo que mejor le parezca.

Pero me parece que la diversión, no tiene nada que ver con la producción, ni debemos de enseñarles a asociarla con el alcohol y mucho menos ser quienes lo facilitemos. Nuestro trabajo de papás es protegerlos y lejos de eso, en aras de su felicidad, estamos poniendo todos los ingredientes necesarios para la receta del desastre.

Acostumbrarlos a celebrar tan exageradamente cada paso natural de la vida, está ocasionando que las generaciones de jóvenes ahí afuera estén completamente confundidas y deprimidas. No entienden que la vida no les siga aplaudiendo y que todo sea un espectáculo en dónde ellos son la estrella.

Y por eso, sugiero, tenemos que pensar en enseñarles mejor a agradecer, a cerrar, a estar listos para la siguiente etapa y reconocer lo logrado en la anterior, pero desde un lugar mucho más natural. Menos pretencioso, más enriquecedor y, simplemente, dejar que la vida avance como debe hacerlo sin hacer de cada momento un show y enseñarles a enfocarse en lo que realmente importa que es agradecer y disfrutar las cosas con mucha ¡mucha! más humildad.

L´amargeitor

 

*Este post fue previamente publicado en SobrevivientesMX

1 Comment »

  1. Excelentes tus puntos de vista, como siempre. Soy super fan tuya! No has escrito acerca de los eurotrips que se echan los chamacos acabando prepa? Sería buen tema

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s