A mí, me sorprenden muchísimas cosas de nosotros, los mexicanos.

Somos adaptables, resilientes, luchones, capaces de carcajearnos ante la adversidad y de solidarizarnos ante las tragedias.

Me sorprende cada día más la imperiosa necesidad que tenemos por flashear, aparentar, presumir y pertenecer y ¡cuánto estamos dispuestos a hacer y gastar! para que la gente hable bien de nosotros.

No hace falta que explique demasiado, basta darse una vueltecita por Instagram los domingos, para poder constatar que, incluso en tiempos de pandemia y en la peor crisis de la historia en todos los sentidos, las bodas, bautizos, fiestas de cumpleaños y cualquier celebración, son cada vez más, un espectáculo de muchos tiempos en donde la gente se gasta el presupuesto anual de una familia de bajos recursos sin chistar, para un evento de 14 horas que tenga su propio hashtag, todo el mundo comparta el baile de los novios y se pueda apreciar que la felicidad -y el derroche- reinaban en todo su esplendor; que estuvo más cañona que la de la semana pasada y que asistió toda la realeza social, para luego enterarte dos años después que dijo la señora que siempre no y que mejor ya se van a divorciar 🙄… 

Siempre pienso en ese papá que después de gastarse la mitad de sus ahorros, o haber empeñado hasta los riñones para cumplir con las expectativas de su retoño -y de la sociedad- para que le salgan con esa. Chale.

O la payasada de moda que más me descompone: los “gender reveals”, o lo que es lo mismo, una fiesta que parece boda pero es para saber qué sexo es el bebé de la feliz pareja embarazada.

A ver, para empezar ¿para queeeee necesitamos saber queeeé es ese bebé?

Para comprar tooooodo lo que necesita, me dirán ustedes, pero para mi gusto un bebé lo que necesita es la chichi de su mamá, un par de pijamitas, un chingo de pañales y punto final. Todo lo demás puedes perfectamente comprárselo después, pero como todo, pues hay que hacerle a la mamada y comprar millones de cosas que probablemente no vas a usar solo porque te dijeron que lo TIENES que tener y entons por eso TENEMOS que hacer una fiesta para saber qué es esa criatura del señor y, por supuesto, anunciárselo al mundo que, obvio, le urge saber.

Para eso, hay muchas maneras: que si el pastel que por dentro es de un color, que si el globo que truenan, que si la cosa que echa confeti y no olvidemos, por favor, el humo de colores que sale como cuete y de pasada puede incendiar toda una parte de California o Monterrey (ambos hechos que efectivamente sucedieron y causaron daños graves).

Yo, siempre me quedo pensando ¿quién le habla al del pastel pa´ decirle de qué color va? ¿El doctor? ¿La enfermera por una lana? ¿Llevas a un cómplice al ultrasonido y el doc se lo secretea? O sea, cuál es el sistema para esta nueva necesidad, o mejor dicho: necedad de la gente de hacer estos espectáculos y que los papás no sepan nada o ¿acaso sí saben y  entonces además actúan?

No sé… pero siempre he pensado que si la naturaleza, que es tan absolutamente sabia y perfecta, necesitara que supiéramos el sexo de nuestro bebé, haría algo para que nos enteráramos, como ponernos el pelo azúl o algo. Y pienso también que justamente la razón de  no saber, tiene que ser una razón.

Yo no supe qué eran ninguno de mis hijos hasta que nacieron, así lo decidimos el Sponsor y yo y les puedo decir que esos dos momentos en donde nos dieron a nuestros hijos y nos enteramos nosotros asomándonos, juntos, fueron los más emocionantes de mi vida, de nuestra vida. Que la espera fue igual de emocionante y que, a la fecha, ninguno de mis dos hijos reporta ningún trauma por no haber tenido un cuarto atascado de cosas del color correcto, ni su nombre definido con una cuenta personal de Instagram con 300 seguidores y todas las fotos de sus ultrasonidos.

Pero bueno, supongo que es cuestión de gustos y que cada quien puede elegir lo que pinches quiera.

Lo que quiero decir con todo esto es que una de las cosas que más me sorprenden siempre de los mexicanos es la necesidad que tenemos de hacer un espectáculo, y de preocuparnos por cosas que aunque está ok que cada quién sea libre se hacer su santa voluntad, son absolutamente irrelevantes, superficiales y muchas veces muy, pero muy, estúpidas.

Insisto en que cada quien es libre de elegir qué quiere hacer en su vida y con su vida. Pero en este momento de la vida del país, lo que más me sorprende es que todavía hay gente que me manda mensajes como los siguientes:

“La verdad tu página era muy divertida pero desde que hablas de política ya neta, flojera.”

“¿Cómo? ¿Ahora ya eres de las que opinan del paísMejor pon memes.”

“O sea la verdad ya please, cero cool hablar del presidente, es nefasto.”

“Yo espero que si logren salir a votar y quitar a Morena, yo personalmente no voy a poder porque me voy de viaje pero urge que voten porque guácala.”

“No sabía que iban a haber elecciones ¿cuándo son?

“Todos son un asco, yo por eso mejor nunca he votado.”

“Yo, como me niego a votar por ninguno. Claro que voy a ir a votar, pero lo voy a anular.”

“¿Qué día son las elecciones?”

“Se me fue la fecha para renovar y pus ya ni modo.”

“Ay no, plis ya deja de hablar de política porque, neta, que hueva.”

Si fuera yo una hija de la chingada les diría quién me dijo cuál para comprobar que todos son textuales. Reales. Escalofriantes. Pero no soy. Y no les voy a decir. Lo que sí les puedo decir es que esto ¡esto! me tiene más sorprendida que cualquier otra cosa de todas las cosas que me sorprenden de los mexicanos -aunque estoy totalmente de acuerdo en lo de que el presidente es nefasto.

Por supuesto que también recibo muchos, muuuchos, de gente comprometida, enterada, informada, preocupada y con la pila puesta al 100. Pero los que me hacen hoy sentarme a escribirles son los de todos aquellos que no quieren hablar del tema y les parece que no es cool y que ya chole.

A esos, a ellos, les quiero decir que sin importar quiénes sean, qué hagan, cuáles sean sus prioridades en la vida y todos los shows que quieran hacer, este momento del país es definitivo para el resto de la historia de nuestra vida.

Somos, o hemos sido, un país a prueba de casi cualquier cosa, pero esta vez el país está literalmente desmoronándose y con un partido en el poder que, lejos de tratar de arreglarlo, le está dando las estocadas finales para que no haya vuelta atrás.

Y cito a mi amiga @adinachel cuando dice tan perfectamente:

“Tenemos que votar por México. En ausencia de buenos candidatos, tenemos que votar por mantener vivos los principios democráticos que sostienen con pinzas a este país. Tenemos que votar por fortalecer las instituciones yendo a votar y NO anulando el voto. Tenemos que salir a votar por los contrapesos, sobre todo en el legislativo federal. No porque haya buenos o mejores candidatos, sino porque los malos se van a tener que ir con más cuidado cuando hay otros malos del partido contrario. Tenemos que votar para acabar con el juego sucio, evitando votar por los partidos satélites que solo se venden como prostitutas al mejor postor y son una lavadera de dinero. Tenemos que votar por México.”

En este momento, señoras, señores, señorxs, involucrarnos, informarnos, tomar acción y hablar de política es una responsabilidad y una misión URGENTE para cualquier mexicano dentro y fuera de México o de lo contrario, la chingada nos va a llevar parejito a todas, todos y todxs.

Este 6 de junio tenemos que salvar a México y salir en masa a votar útilmente con pragmatismo e inteligencia para que en el futuro cada quién pueda elegir seguir haciendo las babosadas que quiera hacer, pero en un país donde las instituciones y la democracia sigan siendo lo que prevalezca y lo que permita que nuestra máxima preocupación sea mandar a hacer los arreglos de flores más espectaculares del universo -para que en nuestra siguiente fiesta la Cuquis Corcuera se quede con el ojo cuadrado- y mientras, nuestro país, siga siendo nuestro.

PD Votar útilmente, quiere decir votar por aquel candidato que tenga la mayor posibilidad de ganarle a Morena en tu distrito o entidad o por el que vaya en primer lugar si no es Morena. Sin importar quién sea. La plataforma unificada de #votoútil estará en línea el 10 de mayo a través de @unemexico y en ella podrán verificar el día de las elecciones quienes son los candidatos con posibilidades a ganar al partido mayoritario. Chéquenla. Confíen en ella. No necesitan dar datos personales. Es una plataforma hecha por mexicanos preocupados y ocupados por México que lo único que buscan es que la unión sea la fuerza. Seamos.

*En este podcast de La Burra Arisca puedes escuchar todo lo que necesitas saber del voto útil. Haz click aquí.

L ´amargeitor

https://cuestione.com/opinion/voto-util-cosas-que-sorprenden-fiestas-elecciones2021-amlo-politica-lamargeitor/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s